CÓMO RECUPERAR LA ESTABILIDAD TRAS UNA RELACIÓN TÓXICA O DESPUÉS DE ABUSO EMOCIONAL.

 

SAL DE ESA RELACIÓN ABUSIVA.

Salir de una relación donde el abuso o maltrato emocional ha estado presente, es sumamente difícil debido a que el agresor adopta comportamientos manipulativos donde confunde a la víctima con temporadas en las cuales «todo está bien en la relación» alternadas con periodos de indiferencia, críticas, control y racionamiento del afecto. Eso hace que la víctima pierda la noción de la realidad y pueda tener disonancia cognitiva que se refiere a la tensión, malestar o incomodidad que percibimos cuando mantenemos dos ideas contradictorias o incompatibles, o cuando nuestras creencias no están en armonía con nuestra conducta, con lo que hacemos. En este caso, el cerebro de la víctima prefiere quedarse con la idea o versión buena de la persona que está a su lado haciendo todo lo posible una y otra vez para que esa «versión buena» se mantenga tolerando de este modo el torrente de abuso emocional que recibe de esa misma persona, normalizando a lo largo de la relación conductas abusivas y de control.

Sabemos que este tipo de vínculos actúan a nivel cerebral como cualquier adicción ya que el mecanismo de recompensa se activa de la misma forma al recibir alternativamente maltrato y periodos dorados dentro de la relación. Además, al mismo tiempo la autoestima y el amor propio de la víctima se ven afectados paralelamente debido a esa manipulación haciendo que sea muy difícil detectar que algo va mal tanto para la víctima como para los allegados.

 

Detectar si estás en una relación de abuso emocional puede ser difícil, ya que no siempre es evidente o tan visible como el abuso físico. Sin embargo, aquí hay algunas señales comunes que podrían indicar que estás en una relación abusiva emocionalmente:

  1. Tu pareja te critica constantemente y te hace sentir inferior.
  2. Te hace sentir que nunca haces lo suficiente o que no eres lo suficientemente bueno.
  3. Te controla y te impone restricciones sobre lo que puedes hacer o con quién puedes hablar.
  4. Te humilla, insulta o ridiculiza en privado o en público.
  5. Te culpa constantemente por sus propios problemas o frustraciones.
  6. Te manipula emocionalmente para que hagas lo que él o ella quiere.
  7. Te amenaza con abandonarte si no haces lo que te pide.
  8. Te aísla de tus amigos y familiares.
  9. Te ignora o te trata con indiferencia de manera regular.
  10. Te hace sentir como si estuvieras loco/a o exagerando tus sentimientos.
  11. Raciona el afecto y alterna momentos donde parece ser la pareja perfecta con otros muchos donde no parece la misma persona.

 

QUÉ HACER TRAS SUFRIR MALTRATO EMOCIONAL.

 

Recuperarse después de haber sufrido abuso emocional puede ser un proceso difícil y complejo, pero es importante buscar ayuda y apoyo para sanar y reconstruir tu bienestar emocional. Aquí hay algunos pasos que puedes seguir para recuperarte tras el abuso emocional:

  1. Reconocer y aceptar lo que has vivido: Es importante reconocer y aceptar que has sido víctima de abuso emocional. No minimices tus sentimientos ni justifiques el comportamiento abusivo de la otra persona.
  2. Buscar apoyo profesional: Considera buscar la ayuda de un terapeuta o consejero que pueda ayudarte a procesar tus emociones y brindarte herramientas para sanar. También puedes considerar unirte a un grupo de apoyo de personas que hayan pasado por experiencias similares.
  3. Establecer límites saludables: Aprende a establecer límites saludables en tus relaciones y a decir ‘no’ cuando sea necesario. Es importante priorizar tu bienestar emocional y no permitir que otras personas te traten de manera abusiva.
  4. Practicar el autocuidado: Dedica tiempo a cuidar de ti mismo y de tus necesidades. Esto puede incluir actividades como ejercicio, meditación, tiempo al aire libre, hobbies que disfrutes, o cualquier otra cosa que te haga sentir bien.
  5. Cultivar relaciones sanas: Busca rodearte de personas que te apoyen y te brinden amor y respeto. Construir relaciones positivas y saludables puede ser una parte fundamental en tu proceso de recuperación.

Recuerda que la recuperación tras el abuso emocional puede llevar tiempo y esfuerzo, pero es posible sanar y reconstruir tu vida. No dudes en pedir ayuda y apoyo cuando lo necesites, y recuerda que mereces ser tratado con respeto y dignidad en todas tus relaciones.

Es importante tomar distancia del agresor una vez tomada la decisión para que la recuperación sea posible. Aplicar el contacto cero es indispensable y cortar toda la comunicación con esa persona bloqueando incluso en redes es fundamental para romper el vínculo traumático. A veces si hay hijos en común el contacto cero no es posible pero si debes limitarlo a lo básico e imprescindible.

Y recuerda que en este tipo de relaciones, en sus comienzos ha habido banderas rojas que has pasado por alto. Es importante que sepas, no solo identificarlas, sino tener el suficiente amor propio como para no volver a pasar por alto nada parecido.

 

 

 

Artículos Relacionados

¿QUE ES EL » LOVE BOMBING»

Nos hacemos eco de un interesante artículo del psicólogo Nahum Montagud Rubio publicado en PSICOLOGIA Y MENTE EN 2021 , que nos explica detalladamente que

Leer más »